¡ESTA CASA NO ES UN HOTEL!

Contenido disponible en: Catalán

logo libro
Nº 47 (2a.època)  setembre 2017
URLwww.ambitsaaf.cat
ISSN: 2339-7454
Copyright ©
Miscelánea

 

 

Manual de educación emocional para padres de adolescentes
Irene Orce

Penguin Random House Grupo Editorial, SAU. Barcelona, 2014
ISBN 978-84-253-5160-0

 

 

Las numerosas publicaciones que últimamente se están produciendo en el contexto del couching para profesionales y familias se pueden añadir al creciente interés de muchos colectivos para el conocimiento del mindfulness y todas las prácticas en la vida diaria que se puedan derivar. Dentro de este entorno, que no pretende otro efecto que sentirse más cerca de nuevos conocimientos, huir de la culpabilización y dar pasos para poder pensar cuáles son las actuaciones más propicias en las dinámicas relacionales y vinculares de nuestra convivencia se han escrito varios textos que tienen la intención de ayudar las personar a enfrentarse sin miedo a los cambios que se producen a su alrededor, tanto en el trabajo como en el ámbito familiar.

Hoy estamos ante un libro, de agradable lectura y divertidas formas del anecdotario cotidiano, que nos acerca a una visión sana y, por qué no decirlo, valiente, para encarar la siempre compleja etapa de la educación de los hijos/as adolescentes. Irene Orce, periodista, profesora universitaria y coach, intensamente relacionada con el prestigioso coach y formador Borja Vilaseca, nos habla desde la sinceridad, sin más pretensión de pensar en voz alta y plantear las complejas conflictividades que surgen en el entorno familiar desde el sentido común y una liberada desculpabilización.

Esta honestidad ya viene reconocida en las primeras páginas, cuando la misma autora reconoce no ser madre de ningún hijo adolescente, dado que sus hijos aún se encuentran en la primera infancia. Ha podido, sin embargo, entrevistar a fondo más de un centenar de adolescentes y hacer un trabajo profundo con sus familias, hecho que le ha permitido extraer algunos rasgos comunes en todas las familias con hijos adolescentes, sin olvidar que cada individuo es único y diferente. Es común en todas las familias la sensación de perder el control y sentir que no tienen suficientes recursos para poder ayudar a sus hijos. Este hecho también comporta la incapacidad de los padres para ayudarse a sí mismos, de tal manera que las frustraciones están garantizadas. Muchos hijos adolescentes ponen dificultades a la comunicación i ello hace crecer la sensación de impotencia de sus familias: las escenas de incomprensión, conflicto y sufrimiento mutuos se repiten de una manera sistemática.

Por tanto, es obvio entender que la comprensión hacia los hijos requiere una comprensión del adulto consigo mismo para poder obtener algún resultado satisfactorio. La vida del adolescente está repleta de luces y sombras, marcada invisiblemente por la presencia de sus propios padres. Igual que, para los padres, la presencia de un hijo adolescente les obliga a recuperar y revivir el adolescente que fueron.

El libro recoge testimonios sinceros de adolescentes, de muy variadas vivencias. Es claramente sobrecogedor el prólogo, extraído del diario de una chica de 17 años, donde explica la gran incomprensión que se substrae en la relación con sus padres. Al margen de todos los conflictos que relata, siempre marcados por la diferente voluntad de comprensión mutua, reconoce que alguna cosa está cambiando dentro de ella: «me siento en tierra de nadie, flotando entre la niña que era y la mujer que me gustaría ser». Pienso que éste es uno de los puntos fundamentales de la identidad del adolescente, este espacio incierto que lo sitúa en un momento intermedio entre su niñez, a la que aún ve reciente y próxima, y su edad adulta delante de la que se coloca con toda la convicción y fortaleza. Una etapa llena de ilusiones, dudas y decisiones arriesgadas.

El libro desarrolla en tres partes la cuestión de la comunicación entre padres e hijos, las tensiones emocionales que se hacen difíciles de gestionar y la esencia del oficio de hacer de padres, que no se consigue con el simple hecho de tener hijos. Podemos leer, en un tono llano y muy clarificador, una mirada sin ningún escrúpulo de lso comportamientos típicos de muchos padres i madres que, en el fondo y en la forma, se comportan como adolescentes o incluso como niños inmaduros. Se trata de esas personas (que todos conocemos) que no han superado su adolescencia y se han acomodado en ella a pesar del paso de los años. En este aspecto hace una incuestionable crítica a nuestro desfasado sistema educativo que ‘no ofrece las herramientas necesarias para sobrevivir emocionalmente y prosperar profesionalmente’. Un sistema educativo que no sabe adaptarse al cambio de época que nos toca experimentar y que todavía está basado en los parámetros que se crearon durante la revolución industrial. La crítica persiste en que se instruye a los alumnos a leer, escribir, calcular y memorizar, però apenas se les enseña a pensar por sí mismos. Por tanto, la creatividad, la autoestima y la confianza en uno mismo estan muy lejos de ser materias troncales en nuestras escuelas e institutos.

En este proceso que viven muchos adultos como adolescentes perennes, insiste mucho en proponer hacer un entrenamiento personalizado para así conseguir ayudar a los propios hijos a ser quienes realmente son y no quienes quisieran sus padres que fueran. El trabajo, al margen de muchos descubrimientos íntimos y personales, invita a agilizar el diálogo entre los miembros de la pareja, permitiendo un entorno de armonía que tendrá, sin ninguna duda, efectos posibilitadores en el proceso madurativo de los hijos. Es este sentido, propone preservar en todas las parejas el cultivo y el uso sistemático de los elementos racionales, emocionales, afectivos y de compromiso en la tarea educativa y madurativa de los hijos.

La lectura de este libro nos puede abrir muchas puertas a pensar y reconsiderar aspectos de la educación de los adolescentes que no siempre se tienen en cuenta en el ámbito educativo. Un libro lleno de anécdotas, de frases bien razonadas y argumentadas, de escenas llenas de humor y comicidad (ya el mismo título es una muestra de ello) y, sobretodo, con un importante componente de sinceridad personal, que es la condición esencial para enfrentarse a los cambios y la comprensión del otro.

La autora deja para el final un Test de Paternidad Consciente, que puede servir como inicio de un trabajo más profundo en nuestro acompañamiento a las familias, y una emocionada lista de dedicatorias y reconocimientos a todas las personas que han intervenido, desde distintos espacios, a hacer posible esta publicación.

 

Jaume Forn i Rambla