UNA EXPERIENCIA DE MEJORA DEL ASESORAMIENTO A UN CENTRO DE INFANTIL Y PRIMARIA

Contenido disponible en: Catalán Inglés

logo libro
Nº 46 (2a.época)  marzo 2017
URLwww.ambitsaaf.cat
ISSN: 2339-7454
Copyright ©
Psicopedagogía y orientación

Asesoramiento psicopedagógico – 1.4

Ana Mª. Monteagudo Cao
EAP B-21 SE de Sant Martí

 

 

RESUMEN
Este proyecto para la mejora de la práctica educativa a través del asesoramiento psicopedagógico, se desarrolla siguiendo en la estrategia general del asesoramiento propuesta por Lago y Onrubia (2011a). Se llevó a cabo en una escuela de educación infantil y primaria de Barcelona. La experiencia refleja el inicio y desarrollo de este proyecto y cómo creemos que puede haber contribuido a mejorar la actuación de los docentes en las intervenciones educativas relacionadas con la demanda de colaboración que se nos formuló. La demanda fue colaborar en la elaboración de criterios y seguimiento de actuaciones sobre “Normas, límites, hábitos y rutinas: fijación de conceptos y proyección del ámbito escolar al ámbito familiar”. Recoge como se constituyó el grupo de trabajo y como se acordaron los objetivos, así como el acompañamiento durante las diferentes fases del proceso de asesoramiento por parte de la asesora del equipo de asesoramiento psicopedagógico (EAP) referente del centro.

Palabras Claves:
asesoramiento psicopedagógico, familia

ABSTRACT
This project for the improvement of the educational practice of counseling is developed according to the general counseling strategy proposed by Lago and Onrubia (2011a). It took place in a school in Barcelona for children and primary education. The experience reflects the beginning and development of this project and as we believe may have contributed to improve the performance of teachers in the educational interventions related to the demand for collaboration that was formulated. The request was to collaborate in the elaboration of criteria and follow up of actions on “Norms, limits, habits and routines: fixing of concepts and projection of the school environment to the family environment”. It includes how the working group was constituted and how the objectives were agreed upon, as well as the process of accompaniment during the different phases of the counseling process by the counselor of team of psycho pedagogical Consultation (EAP) psychologist referring to the center, and the evaluation of the same.

Keywords:
psycho pedagogical advice, family

 

Este artículo refleja las experiencias de iniciación de un proyecto de mejora educativa que ha aportado beneficios que consideramos relevantes a los diferentes agentes educativos de una escuela pública de Barcelona. Este proyecto se apoya en la estrategia general de asesoramiento propuesta por Lago y Onrubia (2011a, 2011b). Se presentará el recorrido del proceso, algunas dificultades de implementación de este proyecto y también las propuestas de resolución que se han adoptado.

El proyecto se desarrolló en una escuela pública de educación infantil y primaria de dos líneas. El alumnado es mayoritariamente autóctono y presenta un nivel socioeconómico y cultural desigual, desde familias en situación de riesgo con precariedad económica, hasta familias con un nivel socioeconómico y cultural elevado. Estas últimas son conscientes del papel fundamental de la educación en la construcción de la sociedad futura en base a las relaciones escuela-familia-niño.

Fase I. Análisis y negociación de la demanda, definición conjunta de los objetivos y proceso del asesoramiento: constitución y presentación de los objetivos del grupo de trabajo

La necesidad del asesoramiento surgió a partir de unas demandas individuales de intervención a nuestro servicio (Equipo de asesoramiento Psicopedagógico. EAP) al inicio del curso 2013-2104 por parte de algunas tutoras del segundo ciclo de Educación Infantil. El punto de partida eran dos casos significativos de alumnos de las clases de 4 y 5 años que generaban mucha inquietud. A raíz de ello, se constató en una reunión el interés por un asesoramiento a los docentes sobre cómo orientar a las familias sobre los hábitos, límites y rutinas adecuadas para un correcto desarrollo de los potenciales de sus hijos/as. En el curso anterior había habido numerosas demandas de intervención en este sentido, lo cual justificaba iniciar un proyecto de mejora.

En una reunión posterior con el equipo directivo del centro se acordaron reuniones periódicas mensuales con las tutoras de educación infantil, la coordinadora y la técnica de educación infantil (TEI). Estas sesiones se llevarían a cabo en un aula de educación infantil en la franja horaria entre las 12:30 y las 14:00 horas.

Durante ese curso se fue reformulando la demanda hasta concretarla en “Fomentar hábitos de autonomía, comunicación y límites para favorecer el crecimiento armónico de los niños/as de segundo ciclo de Educación Infantil”. Esta reformulación se consensuó por el grupo de trabajo.

Ello supuso para la asesora del EAP asumir, junto con otros roles que ya estaba desarrollando en el centro, un rol más amplio y de más alcance como asesora para la innovación y la mejora de la práctica. Para hacerlo, trabajó metodológicamente teniendo como referencia las orientaciones generales de la estrategia citada de Lago y Onrubia (2011a, 2011b), e incorporando las tareas de asesoramiento para la mejora en las otras tareas como profesional del EAP. En el primer curso del proyecto supuso un esfuerzo de dedicación adicional de unas seis horas mensuales aproximadamente. Este tiempo no estaba previsto inicialmente en la agenda de trabajo del EAP. Esto se corrigió en el segundo año del proyecto, teniéndolo en cuenta en la programación interna de inicio de curso, habilitando una cantidad de tiempo razonada.

En una fase inicial, la asesora procuró ayudar a establecer qué roles teníamos cada uno, intentando delegar y hacer partícipes a los docentes. Para facilitar el cambio, introdujimos más a menudo la terminología propia del lenguaje psicopedagógico relacionado con la conducta, que dio más seguridad a los profesionales. En esta fase fue muy importante ser paciente como asesora, explicarse y escuchar qué necesitaba cada cual, apoyar y explicar bien la importancia de la corresponsabilidad de todos los intervinientes.

A partir de la reflexión interna como grupo de trabajo, se detectó la necesidad de incrementar la formación en estrategias de resolución y de gestión de la ansiedad que este tipo de problemas suele generar en los docentes. También se encontró que necesitábamos asignar más tiempo para la reflexión grupal y para poder compartir y transmitir la experiencia de los adelantos, es decir, poder aprender todos del propio proceso.

Para reforzar la implicación del equipo directivo, la asesora le informaba periódicamente sobre el desarrollo de las sesiones y la importancia de su rol de liderazgo, dándoles los datos que les permitían tomar mejores decisiones sobre el proyecto.

 

Fase II y III Análisis de las prácticas del profesorado y diseño de las mejoras

Para hacer un seguimiento de todo esto, la asesora elaboró un instrumento en forma de parrilla para la recogida de datos útiles para el análisis de los diferentes obstáculos, que las maestras y la TEI cumplimentaron de manera individualizada y que después se analizó. A partir de este análisis se reformuló otra vez el contenido del asesoramiento en términos de “Normas, límites, hábitos y rutinas: fijación de conceptos y proyección del ámbito escolar al ámbito familiar”. Ello, junto con la incorporación del equipo directivo a las reuniones, a finales de ese curso, sirvió de motivación para dar continuidad al proyecto de mejora.

Al inicio del curso siguiente – el segundo del proyecto – consensuamos con el equipo directivo reuniones de periodicidad mensual. Se reconfiguró el equipo de trabajo, dado que dos tutoras pasaron a atender otras obligaciones fuera del grupo y se incorporaron una profesora de pedagogía terapéutica del centro así como la jefa de estudios, la cual se implicó intensamente, además de responsabilizarse de la realización de las actas de las reuniones. Se decidió por consenso excluir de la demanda el trabajo sobre la comunicación y el lenguaje de los niños, por considerarse que no era parte fundamental de la demanda.

Se acordó que en cada reunión se revisarían los puntos de la reunión anterior y se anticiparían posibles puntos significativos de la siguiente. La asesora encontró útil para el caso su formación previa en un Programa de Desarrollo de Habilidades Parentales[1].

En una de las reuniones del grupo de trabajo se acordó que la asesora aportaría contenido conceptual sobre normas, límites, hábitos, y estrategias de comunicación para el momento de la entrevista de los docentes con madres y padres. Refrescamos la relevancia del trabajo colaborativo dentro del grupo propiamente, de los roles de cada cual, de la corresponsabilidad de cada miembro del equipo; y utilizamos el role-playing para ayudar a delimitar bien los problemas que en algunos casos les preocupaban. Se concretaron cambios realistas (alcanzables) dentro del marco del entorno educativo y de confort de los docentes, para llevar a cabo los ejemplos y estrategias de comunicación que se trabajaron en las reuniones.

Algunos de los cambios más destacados fueron:

Se mejoraron las habilidades de trabajo en equipo: participación, consulta, responsabilidad, concreción de tareas y objetivos.
Se homogeneizaron los criterios de observación, valoración i actuación de los casos que preocupaban.
Empiezan a comunicarse de forma más fluida los aspectos más importantes a trabajar: adquisición del vocabulario psicopedagógico, uso de conceptos vinculados a los objetivos dejando de lado la información superflua.
Se toma consciencia de un compromiso concreto i claro, ya sea individual como de equipo: asignando tiempo dentro de los horarios de los docentes dándole la misma relevancia que a las actividades docentes, asignación de plazos i documentos a miembros concretos del grupo de trabajo, elaboración de las actas de las reuniones como instrumento para el seguimiento/acuerdos y para recoger las experiencias y difundirlas.

Fase IV Desarrollo, seguimiento y evaluación de las mejoras: Acompañamiento a los procesos de asesoramiento

Inicialmente, las fases de análisis del problema y de reflexión sobre las prácticas de mejora comportaron un esfuerzo adicional significativo para la asesora y para los miembros del equipo educativo del centro en comparación con la práctica habitual.

Las propuestas de cambio inicial consistieron en interiorizar los contenidos conceptuales referentes a normas, límites, hábitos y rutinas, así como introducir cambios factibles en el procedimiento de entrevista con la familia: cómo prepararla, cómo crear un clima de confianza y tranquilidad, qué postura corporal adoptar durante la entrevista, cómo conseguir información relevante, cómo hacer una escucha activa y empática, cómo ser asertivo, cómo utilizar un lenguaje adecuado (verbal, gestual, y no verbal), cómo validar a los padres y a las madres con pautas educativas, etc. Estas recomendaciones de buenas prácticas se recogieron en un documento consensuado y se distribuyó a los miembros del equipo escolar. Se iniciaron pequeños cambios pero progresivos en la dinámica educativa del centro.

Como indicadores de estos cambios se usó la percepción subjetiva del tiempo dedicado a las entrevistas, y a dar y recoger información significativa, además de comprobar el uso correcto de los conceptos de norma, límite, hábito y rutina. También la cantidad de demandas de intervención a nuestro servicio por parte de los docentes de educación infantil. Es muy importante hacer mención de la dificultad de definir indicadores verificables o medibles para las tareas de actuación y que sean verdaderamente informativos para una mejor toma de decisiones encaminadas hacia la mejora.

Con el esfuerzo de la asesora para dinamizar el grupo entero con un repertorio de recursos discursivos, la mitad de los miembros del grupo se implicó muy activamente. Habría que conocer qué factores pudieron restar implicación en los otros casos. Los docentes que incorporaban las propuestas de mejora a su actividad manifestaban en las reuniones una percepción positiva de su práctica diaria.

Fase V: Evaluación del proceso y decisiones para la continuidad valoración del proceso

Al final del segundo año de proyecto, se decidió que el documento generado para la mejora de les entrevistas con las familias fuera empleado por todo el equipo de tutores y tutoras de educación infantil del centro, así como incorporarlo a en la carpeta de cada tutor de educación primaria después de ser aprobado en claustro. El documento proporcionaba orientaciones sobre diferentes aspectos de las entrevistas: cómo preparar las entrevistas, cómo presentar lo que preocupa del niño o niña, elementos para la mejora del clima de la entrevista, la actitud de escucha ante la familia, estrategias para ser asertivos y empáticos.

En el curso actual la demanda de intervenciones de nuestro servicio se ha reducido respecto a los cursos anteriores, aspecto que nos hace pensar que este proyecto ha contribuido a mejorar las competencias de los docentes de educación infantil para ser más autónomos y eficaces.

La implementación del proceso de mejora en este centro público de educación infantil y primaria, siguiendo la estrategia general de asesoramiento propuesta por Lago y Onrubia (2011a, 2011b), parece haber contribuido a mejorar la actuación de los docentes en la resolución de problemas de comportamiento de los alumnos cuando hay carencia de hábitos, normas y límites en el entorno familiar.


Nota:

[1] Obra original Raquel-Amaya Martínez González. Programa-guía para el desarrollo de competencias emocionales, educativas y parentales. Madrid: Ministerio de Sanidad y Política Social. Secretaria General Técnica; 2009. Adaptació i traducció: Pilar Ramos, Sandra Manzanares. Servei de Salut Comunitària. Agència de Salut Pública de Barcelona. Amb l’assessorament de Raquel-Amaya Martínez González.”Programa de desenvolupament d’habilitats parentals per a famílies”. CSB Consorci Sanitari de Barcelona Edita: Agència de Salut Pública de Barcelona. Edició 2012.


Referencias Bibliográficas:

Lago, J. R., & Onrubia, J. (2011a). Asesoramiento psicopedagógico y mejora de la práctica educativa. Barcelona: Horsori, 2011.
Lago, J. R., & Onrubia, J. (2011b). Un modelo de asesoramiento para la mejora de las prácticas educativas. Dins E. Martín, & J. Onrubia (Coords.), Orientación educativa y procesos de innovación y mejora de la enseñanza (pp. 11-32). Barcelona. Graó.


Con esta aportación estás colaborando a mantener el proyecto ÀÁF_Àmbits de Psicopedagogía i Orientación

También puedes ampliar las ventajas de usuario/a  y tu colaboración haciendo una SUBSCRIPCIÓN anual.